lunes, 7 de julio de 2008

Cuarto tipo de iglesia: La Iglesia - Mercado


Asomarse a las vidrieras coloridas de estas “iglesias” (sean congregaciones locales u otro tipo de institución cristiana) es contemplar ya agradablemente dispuestos en llamativos “anaqueles”, o revueltos con sanas enseñanzas bíblicas cubiertas por el polvo del olvido, toda la gama de productos cristianizados del Gran Supermercado Posmoderno de la Fe: Sanidad Interior, Confesión Positiva, Mapeo Espiritual, Teología de la Prosperidad, Teología del Reino Presente, Movimiento de la Súper Fe, Neo-apostolado, Neo-profetismo, Cuarta Dimensión, Cristianismo judaizante, y unos cuantos etcéteras más.

Los líderes de este tipo de organización ofrecen cualquier tipo de alimento a las ovejas. No existe una selección de la “pastura”, una eliminación de las “malas hierbas” o de las “hierbas venenosas” que se mezclan con la comida. No hay pastos verdes en los prados, ni aguas mansas y limpias en los abrevaderos. Muchos dejan subir al púlpito a cualquier predicador, conferencista o maestro, sin analizar la doctrina que llevan. No existe en ellos la actividad bíblica de examinar, de probar los espíritus. Se acepta sin discriminar cualquier doctrina o práctica que tenga visos cristianos o un barniz bíblico.

Este es el tipo de iglesia o institución en la que se recibe la enseñanza de los “famosos”, de los integrantes del “jet set” internacional cristiano o de los miembros de la “farándula evangélica”, sin someterla al cuidadoso escrutinio de las Sagradas Escrituras. Basta que se llame Rick Warren, y haya escrito un libro de motivación con barniz bíblico cristiano, para llevarlo y traerlo, y armar conferencias multitudinarias. No hay quién se detenga a analizar primeramente qué tan bíblico es el contenido del libro. No hay quién se detenga a saber un poquito más acerca de la participación de Warren, como asesor religioso, en una organización ecuménica creada y dirigida por el ex primer ministro británico Tony Blair, que una vez que terminó su mandato, abrazó públicamente el Catolicismo Romano, apostatando de la fe evangélica.

Basta que haya sido un cantante secular conocido, aunque lleve poco tiempo en el evangelio, su conocimiento de la Palabra sea menos que ínfimo, y su doctrina sea algo dudosa; para que se le dé el lugar de honor, se le entreguen los púlpitos y los podios de conferencias; sus palabras se citen poco menos que como autoritativas, se imiten sus hechos, y se respalden sus acciones, aunque traigan confusión al pueblo de Dios.

En la Iglesia - Mercado, el Evangelio que se presenta es el de la oferta: “Venga y se le resolverán todos sus problemas”; “Piense en positivo y tendrá todo lo que quiera”; “Confiesa y recibirás todo lo que deseas”; “Tus afirmaciones son poderosas”... Es el Evangelio de la Gracia Barata, donde no hay negación de sí mismo, donde no hay demandas, como lo planteó Cristo. Es el evangelio del desarrollo del potencial humano, como aparece por ejemplo en esa famosa publicidad de la rama hispana de la Iglesia del Joel Osteen, que dirige Marcos Witt.

Es sencillamente el triunfo del espíritu anti-bereano, la negación del discernimiento espiritual, la renuencia contumaz a “probar los espíritus si son de Dios”. Mientras, las “calabazas silvestres” recogidas irresponsablemente (aunque muchas veces con buena intención) producen “muerte en la olla”, y no sólo no se acude en auxilio de los Eliseos, sino que se les persigue y se les impide que lleven la “harina” de la Palabra que traiga sanidad.

Siempre recuerdo un mensaje que escuché del hermano guatemalteco Sergio Santos sobre las instrucciones que Dios le dio a Noé a la hora de construir el arca. El hermano destacaba que el Señor dio órdenes precisas y concretas: no podía usar cualquier tipo de madera, las medidas debían ser exactas. Y en ese sermón él hablaba a los pastores, a los maestros, a los predicadores, a los líderes de la iglesia, a no perder de vista las instrucciones del Señor en cuanto a lo que Él nos había mandado a edificar. Sergio Santos hoy está con el Señor, pero ese mensaje quedó grabado en mi corazón, y quiero compartirlo, a modo de conclusión, en este mensaje.
Reflexión anterior: "La Iglesia - empresa"


Próxima reflexión: "La Iglesia - show".


Alba Llanes. Apuntes tomados de la conferencia "¿Iglesia posmoderna o Iglesia Bíblica?" (EDICI: Rancho Cucamonga, CA., 2008).

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

Otros escritos de Alba Llanes

EDISUB Y YO.

La historia de los orígenes del EDISUB (Estudios Dirigidos de Superación Bíblica), el programa de estudios bíblicos, teológicos y ministeriales de las Asambleas de Dios de Cuba.


DIDÁCTICA DE LA EDUCACIÓN TEOLÓGICA


Serie de artículos sobre didáctica en la Educación Cristiana, escritos por el pastor Luis E. Llanes y la hermana Alba Llanes.