jueves, 24 de enero de 2008

Los apuntes de clases y las evaluaciones

En una clase, el profesor no sólo expone el tema planeado para la lección, con sus respectivos sub-temas, sino que repetidas veces toca temas transversales, colaterales, etc. Este es un fenómeno inevitable, cuya manifestación obedece a diversos factores. Forma parte de la dinámica de la clase, tanto si es magistrocéntrica, como si es paidocéntrica.

Compete al docente tener permanentemente el control del mismo, por una parte, para que no se presenten los siguientes problemas:

Primero, que el docente “se vaya por las ramas”, pierda el hilo de la lección, y robe tiempo a la clase.

Segundo, que uno o varios alumnos presenten temas, hagan preguntas y realicen comentarios marginales al tema en cuestión, y se dedique mucho tiempo a los mismos con la consiguiente pérdida de tiempo.

Technorati Tags:

Por otra parte, el uso adecuado de este fenómeno, por parte del docente, permite convertirlo en un tiempo provechoso, en el que maestro y alumnos se interrelacionan intelectual y afectivamente, y en el que el primero puede tocar algunos temas colaterales importantes para la formación del alumno, aunque no tenga una gran relación con el tema dominante de la lección.

Otra cuestión importante a tratar es la siguiente: aún tratándose del mismo tema de la lección, no todo lo que expone el profesor tiene la misma importancia. Según el grado de importancia, la información suministrada puede ser: principal, secundaria o superflua.

El alumno, sobre todo si es novato, no siempre logra discriminar cuándo se trata de un tema transversal o colateral, cuál es su grado de relación e importancia con respecto al tema de la lección, o cuál es el grado de importancia de la información que tiene que ver con el tema de la lección. Por esta razón, muchas veces llena la carpeta de anotaciones con datos e información de toda índole, naturaleza e importancia. En otras, apabullado por la cantidad de información que está recibiendo, no hace los apuntes o anotaciones correspondientes.

En cualquiera de los dos casos planteados anteriormente, es absolutamente necesario que el docente observe los dos requisitos siguientes:

Primero, el principio del aprovechamiento del tiempo de clase, que le permitirá, por un lado, cumplir con los objetivos planificados para la misma, logrando que el alumno reciba la información necesaria para su aprendizaje y, por otro, interactuar dinámicamente con el alumno, en un ámbito afectivo que excede el marco de la lección, sin con ello afectarla.

Segundo, el principio de la objetividad evaluativa que incluye la definición de cuáles contenidos son evaluables y cuáles no, de acuerdo con los objetivos específicos establecidos.

Alba Llanes. Apuntes pedagógicos. (Los Ángeles, CA: 2005 // Rancho Cucamonga, CA: EDICI, 2007).

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

Otros escritos de Alba Llanes

EDISUB Y YO.

La historia de los orígenes del EDISUB (Estudios Dirigidos de Superación Bíblica), el programa de estudios bíblicos, teológicos y ministeriales de las Asambleas de Dios de Cuba.


DIDÁCTICA DE LA EDUCACIÓN TEOLÓGICA


Serie de artículos sobre didáctica en la Educación Cristiana, escritos por el pastor Luis E. Llanes y la hermana Alba Llanes.